En las fiestas de la vendimia ¿que lugar ocupa el vino?

El pasado viernes dieron inicio las fiestas de la vendimia, momento de celebración para todas las vinícolas de Baja California. Temporada en donde todas las redes sociales se llenarán de imágenes de fiestas, músicos y bailes.

Mi pregunta es ¿dónde queda el vino?

Cada año todo parece alejarse mas del vino y centrarse exclusivamente en la celebración. Y mientras no tengo un problema con las celebraciones si tengo un problema en no hacerlo de una forma inteligente y responsable.

El primer evento, la inauguración, debiera dejar algo a todos. Los consumidores deberían de obtener información relevante de todas las muestras disponibles, además de la oportunidad de aprender e interactuar junto a las bodegas. Un folleto con la ubicación de cada vinícola, información de cada vino y un pequeño espacio para anotar sería muy útil. Un salón para prensa y profesionales donde cada vínicola tenga la oportunidad de promocionar sus vinos a las personas encargadas de realizar compras para hoteles, restaurantes y a todo tipo de medios.

En lugar de eso tenemos un evento con mucho ruido (en sentido figurado y literal) que no deja bien alguno, mas allá de la convivencia. Vino mal servido, música excesiva y un salón social lleno de abrazos y felicitaciones vanas.

Y mientras cada bodega puede crear la celebración particular que más le convenga, el evento de inauguración debería exponer a la región de forma más inteligente. Este evento debería de ser capaz de mostrar el crecimiento que año con año han tenido los valles de Baja California, no solo en la calidad de los vinos sino en la profesionalización de la industria.

Otro punto a considerar son los precios, cada vez mas elevados, de todos los eventos. Un promedio de $1500 pesos con algunos hasta los $2000 pesos o su equivalente en dólares.

Al final el consumidor paga mas por la experiencia musical y gastronómica que por el vino. En lo personal me gustaría mas vino y menos de todo lo demás.