Sobre los viñedos genéticamente modificados

El pasado 13 de Agosto, Mitch Frank (de Wine Spectator) escribió sobre el posible uso de viñedos genéticamente modificados, GMO por sus siglas en inglés. Y su pregunta era ¿tomaría vino de un viñedo genéticamente modificado?

Sobre su editorial, encuentro dos cosas muy debatibles. Primero, después de 711 palabras de defensa a favor del uso de la modificación genética de alimentos, no responde claramente. Segundo, hace una comparación ridícula entre la agricultura que intenta guiar y ayudar a la naturaleza y el uso de la ciencia para intentar modificar (y destruir?) la naturaleza. Siempre encuentro interesante como las personas cuando quieren justificar algo que en si no es justificable, elaboran comparaciones o analogías con una lógica deficiente.

Obviamente el problema ético del uso de la ciencia va mas allá del vino, sin embargo, el vino representa un elemento de tradición y de cultura, por esto la discusión se vuelve intensa.

El mundo de la industria, de la tecnología y de la ciencia han avanzado a pasos agigantados en los últimos cincuenta años, y sin lugar a dudas han contribuido a mejorar la vida en mucho aspectos. Pero también es necesario considerar todo lo que hemos sacrificado. Aquella vida natural con alimentos libres de manipulación ó artficialización es una realidad que muchos simplemente no conocen.

Para mi es importante lograr un equilibrio. ¿Qué papel deben jugar la ciencia y la tecnología en la elaboración de alimentos?

Hablando de vinos estoy convencido de que los avances en tecnología y educación (o ciencia) han creado un campo mas nivelado, donde el acceso a estos, ayuda a crear mejores vinos aun sin tener ese terruño o talento especial. Pero existe una diferencia enorme entre crear protocolos para lograr vinos sanos e intentar “mejorar” un viñedo agregando ADN de insectos.

Y sobre la opinión generalizada de que los GMO’s no causan daño alguno, esa también es una verdad a medias, ya que muchas sustancias no eran dañinas cuando fueron creadas solo para resultar tiempo después que si lo eran (alguien recuerda el DDT).

Mi postura personal es estar a favor de todo lo que ayude y encauce a la naturaleza, pero de aquello que intente cambiar sustancialmente las cosas por medio de trucos científicos prefiero abstenerme.