Reporte de Evaluación: Vinos Tres Valles Kojáa

Más

Considerando lo pequeño de las producciones que muchas de las vinícolas en México tienen, resulta casi imposible incluso para las propias bodegas, tener la oportunidad de probar en retrospectiva muchos de los vinos elaborados. El pasado fin de semana tuvimos la oportunidad de probar una vertical de Kojáa, un Petite Sirah elaborado por Joaquín Prieto en Vitivinícola Tres Valles. Lamentablemente no estuvieron incluidas las dos primera añadas (2006, 2007) en este ejercicio, las añadas evaluadas fueron de la 2008 a la añada disponible actualmente en el mercado, 2012.

Como siempre, esta vertical resultó educativa para todos los asistentes, ya que a través de ella se pudieron observar no solo las diferencias naturales propias de cada vendimia, sino también se pudo notar la evolución en el trabajo de la bodega.

Por último y probablemente el punto mas importante es el considerar cuando es mejor tomar un vino. Existe el mito infundado sobre como todo vino es mejor con el tiempo, especialmente los tintos y lamentablemente esto rara vez es cierto. El hecho de que un vino pueda sobrevivir 10, 12 ó 15 años no quiere decir que sea mejor que en su vital juventud. Muy pocos vinos (probablemente igual que las personas) mejoran con el tiempo.

Los Vinos


Vitivinícola Tres Valles Kojáa 2008
Notas medicinales de fruta roja madura, mentol, eucalipto sobre fondo mineral. En boca las notas de de hierba fresca envuelven las notas de fruta roja, minerales, alcohol y caramelo. Bien para una añada que fue difícil en Baja California. 88
Consumir: 2017 – 2019

Vitivinícola Tres Valles Kojáa 2009
Aromas de fruta negra madura (zarzamora, ciruela, grosella), hierba seca y especias dulces. En boca la presencia de taninos marca inmediatamente el paladar junto una sensación untuosa. Existe una nota salina detrás de la enorme cantidad de fruta. Bien logrado en un estilo moderno. 91
Consumir: 2017 – 2022

Vitivinícola Tres Valles Kojáa 2010
Inicialmente notas de minerales que dan paso a zarzamora y ciruela sobre un fondo herbal. En boca es de buen cuerpo con una justa acidez que le da frescura y equilibrio. Fruta negra, incienso y minerales dominan el paladar de este vino. El más destacable gracias a su equilibrio. 93
Consumir: 2017 – 2025

Vitivinícola Tres Valles Kojáa 2011
Dulce de leche, especias dulces sobre notas de ciruela y zarzamora macerada. En boca está elaborado en un tamaño XL con muchos taninos y capas y capas de fruta. Le falta algo de acidez para equilibrarlo todo. Bien, pero con algo de acidez pudo ser algo especial. 89
Consumir: 2017 – 2022

Vitivinícola Tres Valles Kojáa 2012
Notas balsámicas envuelven zarzamora, mora azul y especias dulces. En boca las notas balsámicas toman el control del vino y le restan a lo que pudo ser algo interesante.
86
Consumir: 2017 – 2020